enero 11, 2019 Noticias No hay comentarios

En un principio, la finasterida se usaba solamente para los problemas de próstata, ya que influye en el libre flujo de la testosterona en la sangre. Cuando se descubrió que la causa de la calvicie era el DHT (Dihidrotestosterona), las farmacéuticas empezaron a investigar entre los medicamentos existentes qué sustancia podía detener su producción, y descubrieron que la finasterida era la que mejor funcionaba. Actúa inhibiendo la 5 alfa-reductasa Tipo II, produciendo de este modo menos cantidad de DHT y frenando el proceso degenerativo del cabello.

La 5 alfa-reductasa Tipo II se encuentra de forma preferente en la próstata, vesículas seminales, epidídimo (tubo que conecta los conductos deferentes al reverso de cada testículo) y en los folículos pilosos. Es una enzima intracelular que convierte la testosterona en un andrógeno muy potente, la 5 alfa-dihidrotestosterona (5alfa-DHT). Ésta actúa como estimulante en el crecimiento del tejido prostático, así que cuando la finasterida reduce sus niveles plasmáticos, reduce también el tamaño de la próstata. Asimismo, la finasterida interrumpe el depósito de 5 alfa-DHT en los folículos pilosos.

En los estudios realizados se ha comprobado que el 83% de los pacientes que toman la finasterida conservan su cantidad de cabello y, de ellos, el 66% incluso lo aumenta.

Los resultados aparecen al cuarto mes de tratamiento y permanece mientras se use el producto diariamente. Hay que esperar al menos un año de tratamiento para comprobar si realmente funciona en el paciente.

Es recomendable comenzar el tratamiento apenas se empiece a perder el cabello o cuando la calvicie no es muy evidente para que sea eficaz. Es más efectivo en la zona de la coronilla y parte alta de la cabeza que en la zona frontal, donde apenas obtiene resultados satisfactorios.

Como el minoxidil, una vez suspendido el tratamiento se vuelve al estado en el que se estaba inicialmente, por lo que se debe tomar de por vida si queremos mantener sus efectos.

También se ha comprobado que existe sinergia entre la finasterida y otros medicamentos como el minoxidil, por tanto no son solo compatibles sino que pueden aumentar los efectos deseados.

La dosis recomendada para un tratamiento con finasterida es de 1mg diario y como indicamos anteriormente este tratamiento es de por vida.

Escrito por Más Capilar